Energía Alternativa

Desafortunadamente, Brasil usa poco las fuentes alternativas de energía. Gran parte de la electricidad generada, viene de sus plantas hidroeléctricas de origen. Este es un gran problema, ya que en los casos de crisis del agua, causada por la falta de lluvia, puede causar necesidad de racionamiento de energía, además de la subida de precios. Aunque con el uso de un programa de etanol, el país sigue siendo muy dependiente de los combustibles fósiles (gasolina y diesel) para abastecer a su flota de vehículos. Además de seren factores de contaminación del aire, son fuentes de energía no renovables.

La buena noticia es que está aumentando en Brasil en las últimas décadas, el uso de dos importantes fuentes alternativas de energía: eólica y solar. Se espera que el país pueda crecer en los próximos años, en el uso de estas fuentes alternativas y de su combinación energética y confiar en las compañías para apoyar y diseñar estos sistemas.